3

guadalajara-02

celaya-02

papa francisco

Ayuda a la Iglesia Necesitada, Fundación de la Santa Sede, fue promovida por el Papa Pío XII e iniciada por P. Werenfried van Straaten en 1947, para ayudar pastoralmente a la iglesia necesitada o que sufre persecución en cualquier parte del mundo. Cuenta con 22 oficinas nacionales y apoya proyectos en más de 140 países del mundo, incluido México.

NUESTRO FUNDADOR

NUESTRO FUNDADOR

El 17 de enero de 1913 comenzó en Holanda la historia de una vida llena de pasión, generosidad y amor. Ese día nació el Padre Werenfried van Straaten, que ha dejado una impronta de entrega a los demás a través de una institución, Ayuda a la Iglesia Necesitada, fundada en 1947, cuyo primer y principal objetivo es estar Donde Dios llora.

Más allá de la institución, el Padre Werenfried consiguió que quienes habían sido enemigos durante la II Guerra Mundial se ayudaran y rezaran los unos por los otros. Fue un profeta que supo leer los signos de su tiempo. A través de sus predicaciones, consiguió que innumerables personas de todo el mundo se reconciliaran, “perdieran la cabeza por Amor”.

Frente a los retos encontró soluciones, y así, por ejemplo, puso en marcha capillas sobre ruedas o encima de los barcos para acercar a Jesucristo a los alejados. Nunca actuó conforme a la lógica empresarial, económica o bursátil.

La vida del P. Werenfried se agotó el 31 de enero de 2003. Sin embargo, Ayuda a la Iglesia Necesitada, la escuela del amor (como a él le gustaba llamar a la institución), continúa sembrando la reconciliación y la paz por todo el mundo, y llevando el mejor regalo que se puede ofrecer: Jesucristo.

Frente a los retos encontró soluciones, y así, por ejemplo, puso en marcha capillas sobre ruedas o encima de los barcos para acercar a Jesucristo a los alejados. Nunca actuó conforme a la lógica empresarial, económica o bursátil. Los logros obtenidos estribaron únicamente de su infinita confianza en Dios. Las necesidades siempre tenían un rostro y un nombre.

La vida del P. Werenfried se agotó el 31 de enero de 2003. Sin embargo, Ayuda a la Iglesia que Sufre, la escuela del amor (como a él le gustaba llamar a la institución), continúa sembrando la reconciliación y la paz por todo el mundo, y llevando a las gentes el mejor regalo que se puede ofrecer: Jesucristo.

Nuestra historia

Nuestra historia

Ayuda a la Iglesia Necesitada es una Fundación claramente diferente por su carácter eminentemente pastoral, centrada en ayudar a aquellas comunidades de la Iglesia que están especialmente necesitadas o sufren por causa de su fe. Dependiente de la Congregación del Clero en la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada tiene oficinas en 20 países del mundo.

En nuestro origen está nuestra identidad: en la Navidad de 1947, nuestro fundador, el P. Werenfried van Straaten, un monje premonstratense holandés, escribe el artículo “No hay lugar en la posada”, en el que denuncia la miseria en la que viven millones de refugiados alemanes tras la II Guerra Mundial, y que concluye invitando a la reconciliación entre los pueblos enfrentados durante el conflicto bélico.

Su lema fue “el hombre es mucho mejor de lo que pensamos”. Con ese optimismo, se lanzó a pedir a los belgas una loncha de tocino para dársela a los refugiados alemanes, “sus enemigos de ayer”. La respuesta no se hizo esperar y consiguió llenar de lonchas de tocino varios camiones. Esta acción le valió el cariñoso sobrenombre de “Padre Tocino”, con el que se le conoció en todo el mundo hasta su fallecimiento. Había comenzado, sin saberlo, la obra ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’.

En México desde 1964

En México desde 1964

Ayuda a la Iglesia Necesitada apoya activamente a la Iglesia en México, desde 1964. En los últimos 20 años, se ha dado cobertura a más de 1.200 proyectos, por valor de $113.600.000 solicitados desde las diócesis más pobres, como Cuauhtémoc, Tabasco, Tehuacán o Texcoco.

En 2014 hemos querido dar un paso más y estar aún más presentes en este país, para establecer un puente entre los mexicanos y nuestros hermanos en la fe de otros lugares del mundo, donde también sufren necesidad e, incluso, persecución.

Apelando a la caridad y a la oración de nuestros bienhechores repartidos por 20 países del mundo, Ayuda a la Iglesia Necesitada da cobertura a proyectos de sostenimiento y formación de sacerdotes; construcción y rehabilitación de iglesias, capillas y conventos; publicación y distribución de material catequético o medios de transporte para la laboral pastoral.

Nuestra organización

Nuestra organización

Ayuda a la Iglesia Necesitada es una fundación pontificia internacional con oficinas en 22 países del mundo, dedicadas a la difusión, al fomento de la oración y a la recaudación de fondos para la cobertura de los más de 5.000 proyectos que la fundación recibe cada año.

La sede central está en Königstein (Alemania). Allí se gestionan las aportaciones recaudadas y se reciben y evalúan las peticiones de ayuda procedentes de más de 140 países donde los católicos sufren necesidad. Desde Königstein se realiza también el seguimiento exhaustivo de los proyectos a los que se apoya.

Nuestros objetivos

informar

Informar de forma fidedigna y veraz, y sensibilizar a la sociedad acerca de la situación de la Iglesia que sufre y es perseguida en diferentes partes del mundo.

objetivos-iconosFomentar la oración por todos aquellos que sufren por su fe, por los cristianos que están necesitados y por los misioneros.

ser-puente

Ser puente de caridad para financiar proyectos pastorales en países donde la Iglesia más sufre.

Qué hacemos

En México     En el mundo

La ayuda que recibimos de nuestros benefactores la destinamos a los siguientes fines:

Construcción y rehabilitación

Construcción y rehabilitación

Aproximadamente el 28 % del esfuerzo económico total de Ayuda a la Iglesia que Necesitada está dirigido a la construcción y rehabilitación de capillas e iglesias, conventos, seminarios y centros parroquiales para que las comunidades cristianas puedan desarrollar su vida de fe en un entorno digno y con los medios necesarios.

Las capillas, iglesias y centros parroquiales en los países más pobres y en las zonas donde los católicos sufren persecución, además de ser un entorno de referencia para su fe son el lugar en el que la población se agrupa en busca de consuelo espiritual, de esperanza e, incluso, de ayuda material.

La parroquia es el pilar de la comunidad, es un lugar de encuentro y convivencia para los niños, los jóvenes y las familias.

Formación teológica

Formación teológica

Más del 10% de los recursos económicos de Ayuda a la Iglesia Necesitada se destinan a la formación de seminaristas, novicias, sacerdotes, religiosos, catequistas y laicos comprometidos; antes de emprender cualquier misión pastoral deben recibir una formación sólida y concreta.

Uno de los grandes retos de la Iglesia es la formación y capacitación de sus sacerdotes y agentes de pastoral. Las iglesias locales son conscientes de esta realidad, especialmente en países donde las sectas están proliferando cada vez más.

En la actualidad, Ayuda a la Iglesia Necesitada sostiene al 8% de los seminaristas del mundo.

Medios de comunicación

Medios de comunicación

Ayuda a la Iglesia Necesitada dedica un 8.3% de los recursos económicos que recibe, al apoyo para la creación y sostenimiento de medios de comunicación: emisoras de radio, prensa escrita y cadenas de televisión.

Esta labor es imprescindible en muchos lugares del mundo para hacer llegar la Palabra de Dios y el mensaje de la Iglesia a todos los cristianos, especialmente en los países más necesitados.

En regiones como Lituania, Ucrania, Haití, Perú o Nicaragua son imprescindibles para la evangelización.

Medios de transporte

Medios de transporte

Aproximadamente el 7% de los recursos económicos de Ayuda a la Iglesia Necesitada se dedican a conseguir medios de locomoción para sacerdotes, religiosos y catequistas, imprescindibles en su labor pastoral.

Los misioneros y misioneras en muchos casos dependen de los medios de transporte para cumplir su labor, ya que en muchas zonas los medios de transporte son escasos o inexistentes, y las comunidades a las que atienden se encuentran dispersas en áreas que abarcan cientos de kilómetros.

En la última década, nuestra fundación ha financiado la adquisición de 4.972 coches, 747 motocicletas, 59 lanchas de motor y 3.459 bicicletas.

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha colaborado en la adquisición de todo tipo de medios de locomoción: desde un burro para un misionero en Los Andes, tres barcos-capilla para evangelizar en las orillas del río Volga, hasta vehículos todo-terreno para los catequistas en Vietnam.

Apostolado bíblico

Apostolado bíblico

Ayuda a la Iglesia Necesitada dedica en torno a un 4 % de sus recursos a la publicación y distribución de material religioso: catecismos, libros de formación o literatura religiosa.

Millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a la Palabra de Dios. En muchos lugares donde las guerras han marcado de por vida a la población, el único camino para la paz interior es la reconciliación a través del perdón. La Iglesia es en muchos casos la que promueve esta reconciliación. Para ello, la lectura espiritual es un medio fundamental.

Ayuda a la Iglesia Necesitada apoya la impresión, el envío y la distribución de Biblias, literatura religiosa o revistas y publicaciones católicas en países necesitados.

El ejemplo más claro de ello es el libro “Dios habla a sus hijos”, conocido mundialmente como Biblia del Niño, de la que se han editado más de 50 millones de ejemplares, en 157 lenguas de 140 países. En muchas escuelas de países necesitados, como Eritrea, la Biblia del Niño es a veces el único libro de lectura para los más pequeños.

Sustento de misioneros

Sustento de misioneros

Ayuda a la Iglesia Necesitada dedica aproximadamente un 18,9% de sus recursos al sustento de sacerdotes y de comunidades religiosas.

Sostener a un sacerdote es sostener a una comunidad: con ellos no sólo crece en el ámbito espiritual, sino en la promoción de su educación, sanidad, igualdad y defensa de sus derechos.

Con las aportaciones que otorga Ayuda a la Iglesia Necesitada, puede ser posible que que miles de sacerdotes en países necesitados puedan garantizar su sustento básico, su único medio de vida. Asimismo, proporcionamos ayuda para el sustento de comunidades religiosas, especialmente contemplativas. Su oración es el motor y la luz de la Iglesia. Además de la oración dedican su tiempo al trabajo en la huerta, a las labores de confección de ornamentos litúrgicos, a la elaboración de formas, o a diversos trabajos artesanales.

Ayuda de emergencia

Ayuda de emergencia

Excepcionalmente, Ayuda a la Iglesia Necesitada pone en marcha campañas de emergencia para socorrer a los afectados por catástrofes naturales o humanitarias, a través del envío de ayuda socio-caritativa.

Ayuda a la Iglesia Necesitada destina aproximadamente un 2 % de sus recursos económicos a este fin.

Informe de libertad religiosa

Informe de libertad religiosa

Ayuda a la Iglesia Necesitada actúa como informador de los ataques a la libertad religiosa que tienen lugar en cualquier parte del mundo, a fin de sensibilizar a la opinión pública de esta realidad por muchos desconocida.

En este sentido, Ayuda a la Iglesia Necesitada publicó en 2008 por primera vez en castellano el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo, un documento realizado por expertos en la materia en el que se constata la situación de más de ciento noventa países del mundo en cuanto al derecho a la libertad religiosa, reconocido en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Este informe, de gran interés internacional, se publica cada dos años. Ver informe

Qué ofrecemos

Conferencias y testimonios

Sobre la Iglesia en países de misión y de persecución, dirigido a de Arzobispados o Diócesis, parroquias, comunidades religiosas, seminarios, movimientos, asociaciones y colegios. Llámanos al 4161 3331.

Mensajeros de la Palabra

Dar la oportunidad a niños, jóvenes, padres y maestros a conocer las necesidades pastorales en otros países y poderles ayudar. Ver más

Semana por la Iglesia Perseguida (SIP)

Durante una semana se realizan diversas actividades (conferencias, oraciones, cine fórum…) para informar a los feligreses de la situación de nuestros hermanos y tenerlos presentes en nuestras oraciones. Ver más

Colabora

Junto con ACN México, ayudas a los más necesitados en más de 140 países y das la esperanza de vida de la que muchos carecen.

¡Llámanos o envíanos un e-mail siempre que hagas un donativo!

telefono(55) 4161 3331
WhatsApp 55 39279875

correoinfo@acn-mexico.org

Depósito en banco o transferencia a nombre de Ayuda a la Iglesia que Sufre AC

INBURSA

bancomer

banamex

Para donativo con tarjeta de crédito, favor de descargar el formato. Descarga.
Tu donativo puede ser deducible de impuestos.

Contacto


Tel.  (55) 4161 3331
WhatsApp:
5539279875
Ayuda a la Iglesia Necesitada
info@acn-mexico.org

Sede Administrativa: C/ San Juan de Dios, 222 C, Col. Villa Lázaro Cárdenas,
Delegación Tlalpan C.P.14370, México D.F.

 

Suscríbete al boletín de ACN

Oficinas de ACN en el mundo