Ecuador: Apoyo a pastoral penitenciaria de la arquidiócesis de Guayaquil

Proyectos

ACN.- La violencia está aumentando de forma generalizada en Iberoamérica, y Ecuador es el sexto país más afectado por este problema. Allí, sólo entre 2021 y 2022, el número de homicidios se incrementó en más de un 80%.

El índice de violencia es especialmente elevado en la ciudad portuaria de Guayaquil, que cuenta con una población de casi tres millones de habitantes. Los grupos criminales reclutan sobre todo a jóvenes de entre 15 y 27 años para cometer actos violentos y, a menudo, lo hacen cuando ya están en la cárcel. Si estos jóvenes no ven la posibilidad de llevar una vida recta en libertad, caen fácilmente en la tentación de proseguir con su ‘carrera’ delictiva, hundiéndose aún más en la ciénaga.

La arquidiócesis, que es muy activa en la pastoral penitenciaria, ha puesto en marcha una iniciativa llamada ‘Programa Alfa para prisiones’, con el fin de ofrecer una perspectiva a los delincuentes y ayudarlos a regresar al buen camino. Para ello se cuenta con sacerdotes y misioneros laicos voluntarios que cuidan y acompañan tanto a los presos como a sus familias. Se trata de una tarea peligrosa, y el riesgo personal que asumen es elevado.

Dada la gran cantidad de presos -¡más de 12.000 personas en cinco prisiones! – el número de personas que trabajan en la pastoral penitenciaria es demasiado reducido, y por ello, la arquidiócesis de Guayaquil desea formar a más misioneros laicos voluntarios.

La labor con los presos incluye charlas, misas y administración de sacramentos, así como cursos y talleres sobre valores cristianos y la fe. Además, ofrecen cursos de formación que no sólo ayudan a los presos a ganarse la vida honradamente tras su puesta en libertad, sino que también les devuelven el sentido de su dignidad. Así, por ejemplo, hay cursos de artesanía, metalistería, panadería y carpintería, y también se ofrecen actividades deportivas y canto en coros.

Finalmente, también se asesora y apoya a las familias de los presos, que en algunos casos también reciben ayuda material.

A nosotros nos gustaría apoyar esta pastoral penitenciaria y la formación de más misioneros laicos, ¿nos quieres ayudar? Visita: Donativo Ayuda a la Iglesia Necesitada | ACN México (acn-mexico.org)

 

Referencia: 217-08-49

ayuda a l iglesia que sufre, Guayaquil
Entrada anterior
Brasil: Ayuda al sustento para 30 religiosas
Entrada siguiente
Indonesia: Un vehículo para una parroquia de la isla de Sumba